Royal Courts of Justice

Los Royal Courts of Justice, o Reales Tribunales de Justicia, en español, son básicamente el organismo de justicia inglés y se conoce con este nombre al edificio donde se alojan en Londres. En este edificio se encuentran el Alto Tribunal de Justicia inglesa y la Corte de Apelaciones de Inglaterra y Gales. Hoy os contamos un poco más sobre esta interesante construcción y lo que sucede puertas adentro.

Royal_courts_of_justice

La elección del arquitecto y de la localización llevó un poco de tiempo y para 1868 se decidió que sería construido por George Edmund Street. El edificio comenzó a construirse en 1873. Pero Street murió antes de que el edificio se terminara.

La construcción se vio muchas veces retrasadas por una cuestión de huelga de los trabajadores, por lo que se trajo mano de obra alemana para poder terminar la obra. La cuestión terminó en complejas cuestiones laborales y hechos un tanto violentos entre las partes involucradas.

La construcción requirió una inmensa inversión de dinero por parte del estado inglés y tuvieron que destruirse 450 casa para poder comenzar la construcción.

Al entrar por la puerta principal se cruzando puertas de hierro que vale la pena mirar con atención: los diseños son extremadamente delicados y los detalles sorprenden. En el pórtico se pueden apreciar las imágenes de varios jueces y abogados conocidos y representantes de la historia judicial inglesa, así como una figura de Jesús y varios santos. Vale la pena detenerse un rato y prestar atención a estos detalles antes de entrar.

Varias salas de juzgado cuentan con una decoración clásica, con arcos y techos altos, como si se tratara de una iglesia.

royal courts

El edificio tiene un encanto muy particular. Dos salones de mármol dan sobre el Hall principal, y varias puertas en las salas llevan a los testigos, acusados y jurado a sus ubicaciones tradicionales. A veces la corte funciona como salsa de conferencias, entrega de premios, etc. La decoración suele hacer del espacio un sitio de cuentos e historias pasadas, como si se pudiera viajar en el tiempo al entrar al edificio.

¡Vale la pena visitarlo!

Pero… ¿Dónde está?

El enorme edificio está en Strand, es fácil de identificar por su estilo arquitectónico, del que ya os hemos hablado. Las estaciones de metro son Holborn y Chancery Lane.